Dolor musculoesquelético

El dolor musculoesquelético es aquel que afecta los músculos, ligamentos, tendones y huesos.

Causas:

Las causas del dolor son variadas. Es importante tener en cuenta que las actividades diarias son un factor importante que causan desgaste y daño al tejido muscular.

  • Traumatismos en diversas áreas pueden ocasionar dolor musculoesquelético:
    • Movimientos espasmódicos
    • Accidentes automovilísticos
    • Caídas
    • Fracturas
    • Esguinces
    • Luxaciones
    • Golpes directos en el músculo 

Otras causas del dolor incluyen:

  • Tensión postural
  • Movimientos repetitivos 
  • Uso excesivo 
  • Inmovilización prolongada

Cambios de postura o mala mecánica del cuerpo pueden provocar problemas de alineación de la columna vertebral y el acortamiento muscular, trayendo como consecuencia el uso inadecuado de los músculos y dolores musculares. Para más información, visite: WebMD

Síntomas:

Por lo general las personas con este tipo de molestias se quejan de dolores en todo el cuerpo. Sienten que sus músculos fueron sobre trabajados. Los síntomas varían de persona a persona pero los más comunes son:

  • Dolor
  • Fatiga
  • Problemas al dormir

Diagnóstico:

El médico debe realizar un examen físico completo e historia médica. Adicionalmente debe realizar estudios que confirmen el diagnóstico.

Tratamientos:

En cuanto a personas con problemas de alineación en la columna vertebral, se puede utilizar diferentes tipos de terapia manual o de movilización. Se ha demostrado que estas técnicas contribuyen a acelerar el proceso de recuperación de algunos dolores musculosesqueléticos ó de caracter músculo esquelético.

Para el tratamiento del dolor e inflamaciones, se recomienda medicamentos tales como anti-inflamatorios, acetaminofén u opioides no esteroideos.

En pacientes con trastornos músculo-esqueléticos como la fibromialgia, los medicamentos para aumentar los niveles de serotonina y noraderenalina (neurotransmisores que modulan el sueño, el dolor y la función del sistema inmunitario) pueden ser recetados en bajas dosis. 

Otros Tratamientos

Otros tratamientos incluyen:

  • Inyecciones con anestésicos o anti-inflamatorios en o alrededor de los puntos de dolor
  • Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular
  • Terapia física u ocupacional
  • La acupuntura
  • Técnicas de relajación
  • La manipulación osteopática (sistema de evaluación y tratamiento diseñado para alcanzar y mantener la salud mediante la restauración de la función normal del cuerpo)
  • Atención quiropráctica
  • Masajes terapéuticos